Que es la disbiosis y como podemos prevenirla

Quizás has escuchado hablar sobre la disbiosis o por el contrario, para ti es un término totalmente nuevo. En este artículo quiero contarte que es, cuales son las causas de su aparición y como podemos tratarla de forma natural.

La disbiosis o disbacteriosis es la falta de equilibrio de microorganismos en aquellos lugares en los que encontramos microbiota. Es decir en el sistema digestivo, la piel, mucosas, vagina… Todas las partes que están en contacto con el exterior.

Como ya te he contado en artículos anteriores, la microbiota, es el conjunto de organismos que nos acompañan y con el cual tenemos una relación de simbiosis. Es decir, dependemos de ellos para sobrevivir y ellos dependen de nuestro organismo para vivir.

En cada una de las zonas de nuestro cuerpo, los microorganismos, dependiendo de las necesidades que tengan, proliferan y se implantan. No solo porque sea el lugar en el cual les gusta habitar, sino que en estos lugares encuentran su alimento y sus condiciones necesarias para poder sobrevivir.

Por ejemplo en el caso de la microbiota de las axilas, ellas nos ayudan a tener un equilibrio en nuestro olor y el buen estado de estas. En el caso de la microbiota de las pestañas, regulan que estos pelitos vivan con salud. La microbiota capilar, te puede ayudar a no perder el pelo. La microbiota oral nos previene de las caries y el buen estado de nuestras encías.

Cualquier estado de desequilibrio en estas comunidades se conoce como disbiosis y así como hemos llegado hasta ahí, podemos con cambios de hábitos volver a un estado de salud.

De que esta compuesta nuestra microbiota

La microbiota humana puede llegar a contener hasta 100 billones de bacterias. Puede llegara a superar hasta 10 veces nuestras propias células y el conjunto de genes suman 100 veces nuestros genes. Esto no es un número constante ya que nuestra microbiota está en continuo cambio. 

El lugar en el que mas cantidad de bacterias encontramos es en nuestros sistema digestivo. Este recibe continuamente alimentos y otras partículas del exterior.

La mayoría de estas bacterias pertenecen a los filos llamados Firmicutes y Bacteroidetes, de las cuales salen  numerosos géneros y especies como son los bifidobacterium.

Tenemos que tener en cuenta que en cada una de las partes de nuestro cuerpo proliferan unos tipos de microorganismo mas que otros y de la buena diversidad, cantidad y estado, dependerá el buen estado de esa zona de nuestro cuerpo.

Causas que producen disbiosis

Existen diferentes tipos de disbiosis, dependiendo el tipo de alteración que encontramos en nuestra microbiota. Tenemos que imaginarnos que nuestro organismo es como un gran bosque, en el cual encontramos diferentes especies de árboles, de plantas, de insectos, de mamíferos, de aves, de bacterias…

Cuando existe un equilibrio en este bosque, cada una de estas especies crece en armonía con aquella que las rodea. En caso de que exista alguna alteración, este ecosistema cambia y puede ser por diferentes causas.

En nuestra microbiota, sucede lo mismo, depende como cuidemos nuestro sistema, este estará en equilibrio o sufrirá diferentes patologías.

La disbiosis puede estar provocada por diferentes causas

  • Perdida de diversidad microbiana: cada uno de los microorganismos que tenemos en nuestra microbiota está específicamente recomendado para hacer una labor. La pérdida de variedad de estos, provoca que no seamos capaces de realizar ciertos procesos. Nuestro bosque se quedaría solo con una variedad de hierba o una variedad de árboles.Esto lo podemos ver claro en las intolerancias alimentarias, que están directamente relacionadas con la falta de biodiversidad. También se relaciona esta falta de biodiversidad con las alergias y el asma.
  • Desequilibrio en los microorganismo beneficiosos: como te contaba antes, en el caso del bosque, nos puede suceder, que ciertas especies que no son patógenas, proliferen en exceso con respecto a otras. Esto puede hacer que bacterias que son beneficiosas, se conviertan en plagas. Como todas las plagas, este exceso es perjudicial. Este caso lo podemos ver claro con las cándidas. Este hongo que vive de forma natural en nuestra microbiota, puede proliferar en exceso por diferentes causas. Eliminarlo sería eliminar parte de nuestra microbiota, lo interesante sería equilibrarlo junto al resto de microorganismos que cohabitan en simbiosis.
  • Proliferación de patógenos: una de las causas de disbiosis, es la presencia de patógenos que no habitan de forma natural en nuestra microbiota. Como en un bosque, puede suceder que aparecen especies que crean desequilibrio en el ecosistema. Puede ser porque no pertenecen a él o porque ha habido algún tipo de contaminación.En el caso de nuestro cuerpo, estamos en continuo contacto con agentes externos y es muy común que existan contaminantes que puedan contener patógenos. Si gozamos de una buena microbiota, esta nos ayudará a expulsar a estos patógenos, no dejando que creen desequilibrio. Aunque en esta lucha, puede suceder que se cree disbiosis y parte de los patógenos se queden habitando en nuestro organismo, creando desequilibrio.Existen algunos de estos patógenos, que pueden quedarse habitando en diferentes partes del cuerpo y debamos equilibrarnos con ellos, como puede ser el caso de E. coli, presente en la mayoría de los seres humanos.

¿Porque la disbiosis es una enfermedad de los países desarrollados?

La disbiosis, es una enfermedad relacionada con los países desarrollados, como la diabetes, obesidad, enfermedades degenerativas, cansancio crónico, depresión…

Esto significa que tiene que ver con nuestros hábitos alimenticios y nuestro estilo de vida en general.

Volviendo al ejemplo que te he puesto antes sobre el bosque, quiero que observes ahora mismo a tu alrededor, que mires por la ventana e intentes buscar pájaros en el cielo, ranas en los charcos o flores que no sean margaritas en un parque. 

Te vas a dar cuenta, que la biodiversidad que nos rodea, se ha reducido de forma drástica. La variedad de animales, plantas, árboles y seres que nos rodean cada vez es mas simple, menos variada. 

Estamos creando un mundo en el cual solo dejamos crecer aquello que nos parece “adecuado” olvidándonos que para que crezca lo “adecuado” debe existir lo demás, de forma equilibrada. De lo contrario tendremos que hacer grandes esfuerzos continuamente para volver al equilibrio. 

En muchos casos, lo mismo que sucede en el exterior, sucede en el interior y la falta de biodiversidad que encontramos en las tiendas donde compramos tiene mucho que ver con la falta de biodiversidad en nuestros sistema digestivo.

Además de lo que te acabo de contar, hay ciertas prácticas que hacen que la disbiosis cada vez sea mas común:

  • La alimentación:  esta científicamente demostrado que dependiendo de nuestra alimentación, proliferarán unas bacterias en mayor cantidad que otras. Esto puede crear equilibrio o desequilibrio. Si siempre alimentamos a los buitres en un bosque, crecerán en exceso en comparación con el resto de habitantes. Lo mismo pasa en nuestro cuerpo, si solo alimentamos ciertos microorganismos proliferaran en exceso con respecto a otros. Debemos de tener una alimentación adecuada a nuestra propia biología, teniendo en cuenta la estación y las necesidades personales de cada persona. De lo contrario nos encontraremos con desequilibrios en la microbiota.
  • Baja ingesta de fibra: como sabes, los alimentos de origen vegetal, son ricos en fibra, siempre que mantengamos la piel. Esta juega un papel muy importante en el estado de la microbiota de nuestro sistema digestivo, la mas abundante.Esta, tiene una acción prebiótica sobre nuestras bacterias. Son el lugar en el que habitan y en el cual ellas proliferan de forma natural. Sin la fibra natural que proviene de los alimentos, nuestra microbiota se reducirá en cantidad y también en biodiversidad..
  • Contaminantes: el ambiente en el cual habitamos tiene que ver mucho con el estado de salud de nuestra microbiota. Los contaminantes a los que estamos expuestos a diario así como la calidad del aire y de los objetos que nos ponemos encima dará como resultado una microbiota sana o por el contrario, puede llegar a provocar una disbiosis. En este caso también tiene que ver las diferentes temperaturas a las que estamos expuestos y todo aquello que tenga que ver con la variabilidad del medio ambiente.
  • Antibióticos: como su nombre indica, los antibióticos, atacan directamente a las bacterias a las que son expuestas. Esta claro que el descubrimiento de los antibióticos ha salvado millones de vidas, pero algo que debemos tener en cuenta es el abuso que se hace de ellos a día de hoy. Un consumo indiscriminado de estos, puede llegar a producir graves alteraciones en nuestra microbiota e incluso hay casos en los que se crean alteraciones que no somos capaces de recuperar. Gozar de una buena microbiota, nos va a ayudar a no contraer infecciones bacterianas y así no necesitar el uso de estos de forma regular.

Que sucede cuando tengo disbiosis

Tener la microbiota alterada puede generar cientos de patologías. A día de hoy, se están haciendo cientos de estudios que lo relaciones sobre todo con la debilidad del sistema inmune. 

Esto, no se refiere solo a la posibilidad de contraer mayor enfermedades contagiosas sino a desarrollar muchas de ellas, como pueden ser las autoinmunes o degenerativas. 

Además, tiene que ver con el estado de nuestras hormonas y su función en todo el organismo, la obesidad, diferentes tipos de cáncer, alergias, síndorome metabólico, enfermedades del sistema digestivo…

Como cualquier ecosistema, un desequilibrio en este, se traduce en un empeoramiento general del sistema como organismo global y simbiotico. Se sabe a día de hoy que mas de la mitad de la población de los países desarrollados ya tiene problemas en la microbiota.

Como podemos recuperarnos

Como un bosque, debemos crear equilibrio para poder recuperarnos de la disbiosis. Antes hemos hablando de la importancia de la alimentación y el estilo de vida, pero existe un concepto básico que debemos entender.

Cuando comemos, no lo hacemos solo por nuestras propias necesidades, también lo hacemos para alimentar a nuestras bacterias. Dependiendo las condiciones que demos en los diferentes lugares donde ellas proliferan, habrá un crecimiento mayor de un tipo u otro. 

Si creamos lugares en el cual proliferan bacterias que no son beneficiosas, estaremos creando desequilibrio. Es el caso de las axilas, por las cuales eliminamos toxinas con las cuales se alimentan nuestra microbiota y dependiendo cual alimentemos, nuestro olor variará. Puedes estar toda la vida utilizando desodorante y no conseguir jamás un buen olor corporal.

Dicho esto, debemos revisar nuestra alimentación y nuestro estilo de vida para poder recuperarnos de una disbiosis. Entre las prácticas que podemos incluir en nuestros hábitos esta: 

  • Consumir gran cantidad de alimentos vegetales ricos en fibra natural como verduras, hortalizas, cereales integrales y legumbres
  • Consumir alimentos ecológicos libres de pesticidas, químicos y de cercanía. Estos están impregnados con las bacterias que se adaptan a tus necesidades
  • Consumir alimentos fermentados de diferentes variedades y en diferentes momentos de la fermentación
  • Hacer ejercicio a diario
  • Beber de diferentes fuentes o manantiales
  • Bañarse en diferentes aguas
  • Andar descalzos sobre la hierba
  • Hacerse baños de barro
  • Tener plantas en casa
  • Estar en contacto continuo con la naturaleza
  • Evitar el uso de desodorantes, aceites, cremas y demás, que alteren la buena salud de la piel. Tu organismo tiene todo lo que necesita para estar en equilibrio.
  • Evitar el estrés, el café, el tabaco, el alcohol, alimentos de origen animal, dentífricos con flúor, abusar de la medicación, 

Bacterias intestinales en peligro de extinción

Como hemos comentado antes, no solo los seres humanos sufrimos de disbiosis, otros seres como los animales o incluso la naturaleza esta perdiendo biodiversidad. Cada día hay menos variedad y todo a nuestro alrededor esta estandarizado.

En el caso de la microbiota, existen ciertos habitantes que están desapareciendo como es el caso de las lombrices, que su desaparición esta relacionado con el aumento de enfermedades del sistema inmune. 

Oras bacterias son el lactobacillus reuteri solo presente en el 4% de los humanos, siendo en los años setenta una de las mas frecuentes. Esta bacteria, tiene una capacidad inmunoreguladora.

El buen cuidado de nuestra microbiota crea equilibrio en nosotros mismos y en todo aquello que nos rodea. Una gran parte de tu estado de salud está en tus manos, solo tienes que observarte y darte lo que necesitas.

4 comentarios en “Que es la disbiosis y como podemos prevenirla”

  1. Muy buen articulo Nerea, estoy muy de acuerdo contigo en mucho de lo que dices. Me gustaria hacerte una pregunta, mi hija tiene hace tiempo un eszema seborreico en la cabeza. Tuvo un problena personal y a raiz de esa sutuacion empezo.
    ¿ Podria estar relacionado tambien con un problema de su microbiota?
    Muchas gracias por tu generosidad y un saludo.

    Responder
  2. Hola Nerea, Me ha chocado lo que dices de las lombrices (los oxiuros?); son un habitante que forma parte de la microbiota y que deberiamos tener en nuestro intestino para tener diversidad? Tenia entendido que son un parasito que causa muchos trastornos, desde incomodidad fisica, hasta problemas de absorcion y toxicidad en la sangre. No es algo que hay que mantener a raya justamente con una buena microbiota? Gracias,!

    Responder
    • Hola Angela,
      muchas de las cosas que creíamos hasta ahora, están cambiando. De echo se sabe que Echericha Coli puede crear cancer gástrico pero previene cancer de Esofago.
      Creo que lo interesante es tener un buen equilibrio, incluso con las lombrices 🙂
      Hasta rponto

      Responder

Responder a Nerea Zorokiain Garín Cancelar la respuesta