La predigestión de cereales y legumbres a través de la fermentación

Si, has oido bien, los cereales y las legumbres, para poder asimilarlos correctamente, los podemos transformar a través de un proceso de fermentación.

De echo, si observaos a nuestras abuelas, veremos como ponían a remojo las legumbres y fermentaban los cereales como el trigo antes de consumirlos. Pocas veces se consumía el trigo si no había pasado por un proceso de fermentado, como vemos en la preparación del pan.

En culturas como las asiáticas, hay alimentos como la soja, que prácticamente solo se come en forma de alimento fermentado. Así, vemos que se obtienen subproductos como el miso, shoyu, tempeh…

Fermentar alimentos que son complicados de digerir como las proteínas vegetales, nos ayudan además de a digerir los nutrientes de estos alimentos, a gozar de un sistema digestivo saludable.

Ya que a través del proceso de fermentación activamos bacterias y enzimas, como te voy a contar aquí abajo.

El remojo o activación de los cereales y las legumbres

Cuando una semilla de cualquier tipo la ponemos a remojo, estamos llamando a su puerta y diciéndole, que es momento de volver a nacer. 

Como todos los seres vivos, las semillas, cuentan con su propio sistema inmune y en el caso de los vegetales, encontramos lo que llamamos anti-nutrientes.

Estos inhibidores enzimáticos, hacen que la semilla se proteja para pasar por el tracto digestivo y sea capaz de volver a la tierra y nacer.

Entre estos anti-nutrientes, encontramos el ácido fítico y los taninos. Ambos, crean dificultades para la absorción de nutrientes y nos pueden provocar digestiones pesadas, como en muchas ocasiones sucede con las legumbres y los gases. O acidez en el caso de la no activación de los cereales.

Las personas vegetarianas que consumen grandes cantidades de cereales y legumbres, pueden llegar a notar acidez por la no activación o fermentación y simplemente con poner en marcha este proceso, el cambio es espectacular.

Con el remojo de las semillas además, de despertarlas a ellas, despertamos a los microbios y la actividad enzimatica. Estamos creando una predigestión de los alimentos para que ya entren en nuestros sistema digestivo con el trabajo medio hecho.

Estas bacterias y enzimas que contienen una vez fermentados, son las mismas que nos vas a ayudar a descomponer los alimentos dentro de nuestros sistema, así que acompañamos además, a nuestros alimentos con sus amigos.

Que diferencia hay entre el remojado y el fermentado

Remojar, se le puede considerar un principio de fermentación. 

Lo que si podemos diferenciar es, en que momento de fermentación esta, si en su comienzo, máxima actividad o fermentación completa.

Así que los podríamos clasificar entre:

  • Remojado o principio de fermentación
  • Fermentado cuando ya vemos que empiezan a salir burbujas y encontramos actividad bacteriana y cambio de sabor
  • Fermentación completa, ya ha pasado el máximo pico de fermentación y seguimos viendo burbujas, pero también vemos que este proceso ya es mas lento

En todos los casos, es un buen proceso y no todos los sistemas digestivos necesitan una fermentación completa. Así que estoy hay que valorarlo de forma personal en cada caso.

Que alimentos es interesante fermentar antes de consumir

En general todas las semillas, frutos secos y legumbres. Todo alimento que si lo colocaras en la tierra, podría volver a nacer. 

Estos alimentos están vivos y por esto, disponen de este sistema inmune capaz de provocar ciertos desajustes en nuestro sistema digestivo.

Te recomiendo que como mínimo pongas estos alimentos alrededor de 12 horas a remojo. 

Si sientes que tu sistema digestivo es débil y notas ciertas molestias, en este caso puedes dejarlo fermentar hasta que veas que salen un montón de burbujas y comienza la actividad bacteriana. El tiempo dependerá de la temperatura así que, puede ser entre 24 horas y 48 horas. Tendrás que ir observando el proceso para pararlo cuando veas que ya ha comenzado la fermentación.


Como podemos fermentar-activar las semillas

La forma mas común de fermentar o activar las semillas es simplemente poniéndolas a remojo. De esta forma ya es un gran paso para activar los proceso bacterianos y enzimaticos. 

Solo necesitamos un lugar donde nos entre las semillas y el agua que cubra. Tenemos que tener en cuenta que las semillas al rehidratarse crecen y en algunos casos doblan su tamaño, así que busca un lugar con suficiente espacio.

Además podemos:

  • Remojarlas en agua mas tiempo hasta ver actividad bacteriana
  • Remojarlas en agua caliente o templada. Como sabes, para activar la fermentación utilizamos espacios calientes o de temperatura templada. Utilizando agua ya con una temperatura media, aceleramos este proceso
  • Remojarlas en un probiótico, como puede ser el jugo de chucrut, kombucha, kefir de agua… De esta forma hacemos que estas bacterias que ya están viviendo allí, nos ayuden a la descomposición del alimento y así fermente mas rápidamente
  • Remojarlas en un medio ácido como puede ser agua mezclada con vinagre, limón u otro ácido que encontramos en la fermentaciones naturales. Esta acidez, hace que el proceso enzimatico se active y el proceso sea mas rápido.

Espero que con todo lo que te he contado, puedas comenzar con el inicio de la fermentación de las semillas. 

Y ya sabes, si tienes dudas, puedes poner tus comentarios aquí abajo y te iré ayudando en todo lo que pueda.

3 comentarios en “La predigestión de cereales y legumbres a través de la fermentación”

  1. Muy interesante Nerea! Es verdad lo que dices, el remojo en el caso de los frejoles o alubias, garbanzo siempre en casa lo hemos hecho y esto nos viene ya de otras generaciones. Yo lo sigo haciendo, pero probaré hacerlo tal y como lo recomiendas y en mi caso en particular ver como me sientan. Muchas gracias por tan valiosa información! En el caso de las legumbres, es mejor consumirlas en la comida o puede darse el caso de poder tomarlas para la cena por ejemplo. Muchas gracias!

    Responder
    • Hola Julissa,
      ya me contarás que tal te sientan dejándolas a remojo de esta forma.
      Yo las consumo por la noche también, porque me sientan muy bien. Pero eso depende de tu sistema digestivo y la capacidad que tenga de digerir la proteína vegetal.
      Hasta proto

      Responder
  2. Hola Nerea! Cuando dices fermentar la legumbre 24 horas, se dejan en el mismo agua todo el tiempo o hay que renovarla??? Yo solo lo hago 12 horas, y la verdad es que me producen gases.
    Muchas gracias

    Responder

Deja un comentario