Receta de piñas jóvenes fermentadas en salmuera

Las piñas son un gran recurso de nuestra zona ya que son abundantes y muchas veces no se utiliza su fruto. Se pueden consumir de muchas formas, de echo, se están introduciendo en la gastronomía cada vez con mayor frecuencia.

Hoy os quiero enseñar a prepararlas en salmuera. Esta receta es típica de Castilla la Mancha y se lleva consumiendo desde hace cientos de años.

Para poder preparar esta receta, necesitarás encontrar piñas de Pinus Sylvestris cuando estan todavía sin madurar completamente. Esto periodo suele estar comprendido entre mayo y junio y podrás encontrarla en la mayoría de pinares.

Una vez recolectadas podrás además, de utilizarlas así, prepararlas en sirope para luego hacer bebidas fermentadas.

Receta de piñas en salmuera

Ingredientes

  • Piñas verdes, la cantidad que necesites para llenar un frasco
  • Agua
  • sal

Elaboración

Si ya las has recogido, te darás cuenta que las piñas tienen resina, así que límpialas bajo el grifo con abundante agua y con un cepillo.

Una vez estén limpias, las puedes preparar con o sin piel. Si lo haces con la piel, fermentarás mas rápido porque la cantidad de microorganismo presentes, será mayor. Si las preparas sin piel, luego serán mas fáciles de comer. Así que elige la forma que mas te convenga

Corta las piñas por la mitad y colócalas en el envase que hayas elegido. En una jarra disuelve 1 L de agua con 2 cucharadas de sal y mézclala hasta que quede completamente disuelta. Añade la cantidad de salmuera necesaria para cubrir todas las piñas y coloca un peso sobre ellas para que no floten y queden completamente sumergidas.

Déjalas fermentar entre 2 y 15 días y ya las puedes consumir. Las puedes tener durante mas tiempo, pero ten en cuenta que el sabor se irá modificando.

Te dejo el video para que veas lo fácil que es prepararlas y si te ha gustado y decides prepararlas, me encantaría ver como te han quedado.

2 comentarios en “Receta de piñas jóvenes fermentadas en salmuera”

  1. Hola Nerea. Jamás me hubiera podido imaginar que las piñas de pino silvestre se podían comer!! Estoy deseando hacerlas para ver el sabor que tienen. Gracias por compartir recetas tan originales y sabrosas. Un abrazo

    Responder

Deja un comentario